Galletas de chocolate y naranja.

Las galletas son maravillosas, ¿verdad?. Sí que lo son, me dirán ustedes, y se compran en el supermercado. Muy cierto. Pero no están tan buenas como las caseras. Es curioso que aquí en España no hay tradición de hacer galletas, y no sólo porque sean fáciles de comprar (mis abuelas, por ejemplo, freían el tomate, pero jamás hicieron galletas). Sin embargo, en los países anglosajones sí que se hacen. En las películas, que son fidedignas representaciones de la realidad, como todo el mundo sabe, las señoras inglesas hacen galletas. Y las niñas americanas, que las venden vestidas de girl scouts. Para ellos es un clásico. Si me preguntan por las costumbres americanas, les diré que bombardear países lejanos no es en absoluto una buena costumbre, pero hacer galletas sí que lo es.

Esta receta es muy sencilla, cosa que no se puede decir de muchas de las recetas de galletas. Además, no se necesita extender la masa ni cortarla con cortapastas. Por si les interesa, mis primeras experiencias con el cortapastas acabaron con la masa arrugada, las estrellitas de masa semidestruídas y pidiéndole a Fran que usara él el cortapastas. Claro que yo soy un tanto torpe en lo que se refiere a manualidades. Para no desanimarles, les diré que ya he aprendido a lidiar con los cortapastas.

Otra gran ventaja de la receta es que no tiene ingredientes extraños como sirope de maíz o azúcar dorado (un tipo de azúcar, entre blanco y moreno, que yo no he visto en la vida). El único problema que tiene es que hay que estar dispuesto a ensuciarse las manos.

GALLETAS DE CHOCOLATE Y NARANJA.

Ingredientes (para unas veinte galletas)

-75g de Mantequilla

-100g de azúcar moreno

-1 huevo

-La piel de media naranja, rallada (si es pequeña o una mandarina se ralla entera).

-100g de chocolate del tipo que les guste. Pueden comprar ya las gotitas para no tener que trocearlo. Yo lo he troceado porque  pues con leche) cortado en trocitos.

-160g de harina normal (sí, normal, ¿no es increíble?)

– ½ cucharadita de levadura.

Preparación

Se mezcla el azúcar con la mantequilla en una ensaladera hasta que parezca una pomada marrón. Luego se añade el huevo batido junto con una pizca de sal (a no ser que la mantequilla ya lleve sal). Después se mezclan la harina y la levadura.  Si lo desean, tamicen la harina. Yo les aconsejo desearlo. No sólo porque queden mejor las galletas, sino porque la harina tamizada es adorable, tan esponjosita… Yo la tamizo siempre, sólo por verla tan finita.

Por último se echan los trocitos de chocolate. Se amasa muy muy bien. Lo que queda es una pasta marrón de aspecto repugnante y muy pegajosa. De verdad que es muy pegajosa, así que, cuando les cueste Dios y ayuda despegársela de las manos, no crean que han hecho algo mal, es que es así la pobre.

Se coge esa pasta, se hace una bola y se envuelve en un trozo de film para meterla en la nevera. Se deja reposar una hora y se precalienta el horno a 190º. Mientras el horno se calienta, se saca la bandeja y se pone sobre ella papel vegetal de cocina (se vende en cualquier supermercado, al lado del papel de alumnio). Con la masa, se van haciendo  bolitas como las que hacíamos de plastilina cuando éramos pequeños, más o menos de 3 o 4cm de diámetro, y después se aplastan, de forma que salen montoncitos con pinta de galleta. Estos montoncitos se colocan sobre el papel vegetal de forma que quede espacio entre ellos, como se ve en la foto.

Cuando el horno esté a 190º se mete en el centro y se hornean más o menos durante 15 minutos, hasta que estén doradas. En mi horno tardan exactamente 17 minutos, por si quieren saberlo, pero puede que el suyo se distinto. Después se sacan y se dejan enfriar. Sí, se dejan enfriar. No, no se comen calientes. Aunque esté uno deseando probarlas.

Esta receta está sacada de la revista “Jamie Oliver´s Magazine” en el número de Navidad 2011.

Anuncios

12 Respuestas a “Galletas de chocolate y naranja.

  1. Yo estas las he hecho con pepitas solo, con cacao en polvo en la masa, con nueces, con almendras… pero con naranja aún no. Habrá que probar.

    Una cosa que adoro es comerme la masa cruda, un poquito, para satisfacer la gula. Como en el helado “Cookie Dough” de Ben & Jerrys. Que majos esos dos.

  2. “El único problema que tiene es que hay que estar dispuesto a ensuciarse las manos”. Conste que ahí empiezas mal XD XD XD pero como me encanta la mezcla de chocolate con naranja, me apunto la receta y espero hacer el experimento. ¡¡Gracias otra vez por las explicaciones sencillas!! Un abrazote.

  3. vivaaaaaaaaaaaa vivaaaaaaaaaaaa adoro las galletas
    y como en mi primera vez de galletera no había azúcar vainillado como rezaba mi receta, añadí naranja…y están de muerte y regusto, así que este finde, hago las tuyas, muajajajaja

    eso por tenerme el día de ayer a base de verduras ¬¬

  4. Uyuyuy ¡qué receta tan estupenda! Voy a ver si convenzo a mi sis de hacerlas este sábado. ¡Muchísimas gracias!

  5. Y además hacen honor al nombre de este blog. Cuando las veo ahí, en un plato encima de la encimera, se me va la mano… una o dos veces. Si es que vivir en una casa de cuyo horno salen galletas, es algo que da muy, muy buen rollo.

  6. Nidia, yo puedo dar fé de que tus galletas están buenísimas.

    Charo, Kendal no haría ascos a eso de ensuciarse las manos. De hecho, ahora que lo pienso, creo que la frase me ha quedado un poco mafiosa XDXD

    Kay, si las haces ya verás lo buenas que salen.

    Bibi, dí que sí, boicot a las verduras.

    Fran, me doy cuenta cuando faltan galletas, no creas.

  7. UALAAAAAAAAAAA galletas!!! sisisisisisisisisiiiii siempre son una buena idea, y qué quieres que te diga. ¡me encantucia ensuciarme las manoooooooooos! y hacer ñes ñes ñes en la masa!!! jajajaj tengo testigos. Estoy deseando que llegue el finde para comprobar si bibi cumple su amenaza galletil, jajajajaja. GRACIAS!!!

  8. Qué copada se ve esta receta!!! Acá también hago galletas cuando puedo (si deseas te paso la receta de las pepitas, que son de vainilla y limón (a veces se le pone) con un poquito de dulce de membrillo encima 😉

    Ésta que pusiste tiene los ingredientes que me gustan mucho, sobre todo la naranja…. awww

    Un truco para que las manos no se queden taan pegoteadas es echarse un poco de rocío de manteca en las manos y frotárselas, y repetir cada vez que se vaya el efecto ( las latitas de rocìo vegtetal y de manteca son baratas 😉 )
    U

  9. ¡Pues las hicimos el sábado mi sobrina y yo! No nos pringamos mucho y manchamos pocos cacharros. Mi hermana fue quien puso el ojo crítico para ver cuándo estaban hechas. Y están riquísimas, gracias por la receta, nos ha encantado. Besos.

  10. La verdad es que es una receta muy buena para hacer con niños, porque no es complicada y hay que ensuciarse. XD

  11. Me encantó la receta y tu manera tan particular de explicarlas!! !:)

  12. Buenísimas. Y tu forma de darnos la receta ed de lectura muy entretenida. Estoy deseando hacerlas. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s