Pollo glaseado crujiente con patatitas.

Tener invitados en casa suele ser genial. O, por lo menos, para mí lo es. Disfruto mucho pensando en qué preparar, eligiendo el vino e incluso haciendo la compra de los ingredientes. Sin embargo, hay un momento que no me gusta tanto. Y seguramente, vosotros también estaréis de acuerdo conmigo. Se trata de el rato en el que se va a servir la comida y todo el mundo está en el salón con su copa de vino, sus aperitivos… y tú, el anfitrión, estás en la cocina preparando la comida, todo estresado. Es cierto que hay invitados que se van contigo a la cocina, pero siempre tienes la sensación de que lo mejor sería estar todos juntos en el comedor.

Con el tiempo, he descubierto que la mejor manera de hacer que esos momentos previos duren lo menos posible es preparar platos de horno. Te permiten tenerlos preparados mucho antes de que lleguen los invitados y esperar a que estén listos junto con los demás, de forma que no te pierdes nada.

Este es uno de esos platos que, aunque parezca que tiene mucha elaboración, ninguno de los pasos a realizar es difícil ni requiere una habilidad especial, por lo que lo único que se necesita es disponer de un poco de tiempo.

POLLO GLASEADO CRUJIENTE CON PATATITAS.

Ingredientes (para 4 personas).

– 800 g de patatas nuevas pequeñitas, de esas que se usan para hacerlas al vapor o al microondas.

– 8 contramuslos de pollo con piel.

– 500g de tomates cherry.

– Orégano.

– Vinagre Balsámico.

– Aceite de oliva.

Preparación.

Se pone a hervir una buena cantidad de agua  salada en una olla, como la que utilizaríamos para cocer pasta. Cuando rompa a hervir se echan las patatitas. Mientras tanto, vamos preparando el pollo. Cada contramuslo hay que cortarlo en tres trozos más o menos iguales, quitando el hueso pero dejando la piel. Es sencillo si se dispone de una buena tabla de cortar y un cuchillo afilado. Cuando ya está cortado, se sala y se unta con un poco de aceite de oliva y se reserva.

Lo siguiente que hay que hacer es pelar los tomates cherry. Suena un infierno, ¿verdad?. Bueno, pues no lo es, hay truco. Cogemos los tomatitos y los ponemos en un cuenco, los pinchamos uno por uno (eso es divertido) con un cuchillo afilado  y después les echamos agua hirviendo por encima. Los tenemos así durante un minuto y medio, o incluso dos, y veremos cómo la piel se va desprendiendo.Cuando han pasado los dos minutos (a lo sumo) se les escurre el agua y se les deja enfriar para poder quitarles la piel. En última instancia, se pueden usar los tomates sin pelarlos, pero no quedará tan jugosa la receta.

A estas alturas ya se puede ir poniendo el horno a precalentar a 180ºC, a no ser que se vaya a preparar para comerlo en otro momento, claro.

Mientras los tomates se van enfriando y las patatas siguen hirviendo tranquilamente (todo lo tranquilamente que uno puede estar cuando hierve, supongo), calentamos dos o tres cucharadas de aceite en una sartén y freímos los trozos de pollo para sellarlos, esto es, para que se  doren sin preocuparse de que se hagan por dentro, ya que después vamos a ponerlos en el horno. Es importante hacer hincapié en freír la piel porque queremos que quede crujiente. Cuando creamos que está frito lo ponemos en una bandeja para el horno y lo tendremos allí esperando al resto de los ingredientes.

Para entonces ya podremos ir pelando los tomates cherry y los vamos colocando estratégicamente, mezclados con el pollo, en la bandeja para horno. Miramos entonces las patatitas. Lo normal es que estén ya listas, pero si no lo están, se dejan otro ratito. Para saber si están listas, lo mejor es clavarles un cuchillo y ver si están blanditas. De hecho, si están duras y todavía no están preparadas, cuando clavas el cuchillo y levantas la patata, esta queda ahí, como un trofeo. Cuando están blanditas, la patata se escurre del cuchillo.

Una vez listas las patatas las colocamos (también estratégicamente) en la bandeja del horno. Luego cogemos la mano del mortero y le damos un golpe a cada patata, para espachurrarlas un poco. Y ya casi hemos terminado. Digo casi porque la palabra “glaseado” todavía no ha sido utilizada, y ya saben que hay que usar todos los datos del enunciado. Lo que hay que hacer para preparar el glaseado es mezclar  bien en un pequeño recipiente cuatro cucharadas de aceite de oliva, un chorreón de vinagre balsámico y un poquito de sal. Cuando está todo bien mezclado se va espareciendo por encima del pollo, las patatas y los tomates, poniendo un poco más sobre el pollo que sobre las verduras.

Finalmente, se espolvorea el orégano por encima y se  pone la bandeja en el centro del horno a 180ºC durante 45 minutos y estará listo. Parece muy latoso, pero en realidad todo se va haciendo casi a la vez y no tiene ningún paso verdaderamente complicado. Y el resultado es delicioso.

Esta receta (con alguna ligera variación) está sacada del libro “En Casa con Jamie” de Jamie Oliver.

Anuncios

20 Respuestas a “Pollo glaseado crujiente con patatitas.

  1. Amor +20

    jejeje adorable receta que tendré presente en mis sueños. Y yo obligada a comer pescado hervido. La vida no es justa

  2. Tiene una pinta excelente, no lleva veneno… es pollo… Lo tiene todo para convertirse en una receta fetén.

  3. ¡Pero que buena pinta! Y mira que no soy de tomates de ningún tipo, pero tal y como lo cuentas apetece probar. Me guardo la receta. Me encanta como te explicas de bien y que la receta va acompañada de reflexión práctica incluída. Por cierto, si te animas a personalizar la estética del blog cuenta conmigo, ¿vale?

  4. ¡Suena genial!, me encantan los tomates cherry , mira si hacemos una cenita después de exámenes tengo ya una receta candidata 🙂

  5. ¡Al fin algo que no es veneno! Menos mal, jejejjee.

    Chicas, yo os lo hago encantadísima en cuanto me visitéis, Kitty puede dar fe. 😉
    Charo, gracias por tu oferta, si se me ocurre algo te lo digo.

  6. Wooooooooooooooooooooo, ¡qué maravilloso! ¡Me encanta!

  7. Jo, cuando sé que vamos a comer este pollo glaseado, ya tengo ilusión para toda la mañana. ¡Si es que está riquíiiiiiiiiiiiiisimo!

  8. Me apunto esta receta, con lo que me gusta a mi las cosas sencillitas y resultonas :_)

  9. Qué hambre entra con sólo leer la receta. Ésta tengo que hacerla, pero temporalmente no tengo horno. Pero si organizas un día una cena en vuestro hogar, yo me ofrezco voluntario para distraerte en la cocina mientras los invitados esperan. ;):

  10. En la foto parece que hay un poco de aromáticas, ¿puede ser orégano?. saludos

  11. Si no me seduce más tu próxima receta, creo que lo voy a preparar este fin de semana…si me sale mal te pondré una hoja de reclamaciones  ya sabes que suelo tener comensales exigentes…

  12. Uy, pero qué buena pinta y qué bien explicado. Gracias por escribir las recetas para que las entendamos los que no entendemos de cocina, así sí se anima una.

    • Carlos,sí que es orégano.

      Javi, tu comensal es experto en reclamaciones, así que lo mismo te cae a tí la hoja en vez de a mí. 😉

      Kay, no hace falta saber nada especial para ponerse a cocinar, seguro que te saldrá bien si te pones.

  13. Me encanta! Además no es el pollo al horno aburrido de toda la vida! Este fin de semana lo pruebo.

  14. en una palabra: ÑAM
    Si tengo que usar más para explicar lo genial que suena esta receta usaré una palabra compuesta: ÑAM-ÑAM

  15. Qué rico que se ve! La receta es fácil! =)

    Otra forma de pelar los tomates es usando un pelapapas, así es como me mostró mi suegra, no se pelan asi como con la papa sino moviendo un poco a los costados y bajando a la vez.

    Lo probaré con pechugas de pollo, que es lo que tengo en el congelador… 😉 y te diré luego.

  16. Ufff…. huele desde aqui…. me encanta!!!

  17. ¡Receta probada! A mi, a Emilio y a nuestros invitados nos ha gustado mucho. Tanto, que ni nos ha dado tiempo a hacer foto ^^’

  18. Bueno, aunque no haya foto me alegro mucho de que haya salido bien, sister. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s